MENU
Los lunares o nevus melanocítico se encuentran por todo nuestro cuerpo y presentan gran número de formas y tamaños. Aunque aportan personalidad al rostro y a la piel, en ocasiones producen el efecto contrario, restando belleza y armonía, sobre todo en la cara.

Se recomienda la eliminación de los lunares en las siguientes circunstancias:

• Son demasiado grandes (superan los 6 mm de tamaño).
• Se encuentran en zonas de rozamiento, afeitado, contacto con prendas íntimas o están expuestos a la radiación ultravioleta.
• Sus contornos son irregulares o asimétricos.
• Adquieren un color o aspecto diferente.
• Crecen con el paso del tiempo.
• Producen picor o dolor.
• Problemas estéticos

El tratamiento se realiza utilizando el láser Lumiia, es un láser ablativo que elimina capas de piel y estimula la creación de colágeno.

Los resultados son inmediatos, después del tratamiento la superficie de tu piel es más suave y tersa y sin cicatrices.

Este tratamiento con láser Lumiia también sirve para quitar verrugas, xantelasmas, lentigos solares, queratosis seborreica e incluso las marcas de las arrugas del código de barras y de las patas de gallo.

¿DONDE ESTAMOS?